Villa de San Mateo

Barrio de El Isprón en los años 60.

HISTORIA

San Mateo es una villa perteneciente al municipio de Los Corrales de Buelna en Cantabria. Cuenta con 271 habitantes.

De San Mateo hay constancia escrita desde el siglo X gracias al Apeo de Cervatos.

A diferencia del resto de pueblos del Valle de Buelna, el lugar de San Mateo en la Montaña (Cantabria), donde fue criado en su infancia el Conde Fernán González, perteneció al Abadengo campurriano de Cervatos.

«Yn Buelna ecclesiam Sti. Mathei cum decimio et oblantioni bus et cum ina villa ubi sita est nostra eclesia el cum omnibus solaribus nuis«

En el siglo XVII San Mateo recibe el privilegio de vara y con ello el título de villazgo. Posteriormente en los periodos 1822-1835 y 1855-1894 es  ayuntamiento , y con ello, ostenta la capitalidad de municipio. Siempre se ha regido por concejo y desde 1924 y hasta 1955 fue constituida como junta vecinal. Desde 1982 la asociación Rebujas es el epicentro de la actividad cultural del pueblo

Durante el año 2022 se publicará un libro sobre la historia de San Mateo fruto del estudio histórico-jurídico elaborado por la Universidad de Cantabria y el catedrático de Historia del Derecho, Juan Baró Pazos.

Al publicar el libro en nuestra web podrás encontrar multitud de fotos, documentos y planos históricos de San Mateo.

El Palacio de San Mateo

PATRIMONIÓ HISTÓRICO

En cuanto al patrimonio histórico de San Mateo que se conserva destacan los restos de la estructura noble y heráldica situada al sur. El barrio de Los Palacios deja todavía tintes valiosos de la arquitectura señorial que durante siglos ha administrado la servidumbre de los vasallos para cumplir con Cervatos. Casonas y portaladas reflejan el histórico fortín del pueblo.

Junto al Camino Real, en la entrada del casco viejo de San Mateo, se encuentra otra gran casona conocida coloquialmente como «El Palacio» con las armas de García del Rivero y de González-Quijano, ambos del siglo XVIII donde así mismo destaca su portalada. En barrios como la Corraliega o el histórico Isprón se conservan escudos heráldicos de armas de Rivero, González-Quijano, Ceballos e incluso tallas con referencias a la Inquisición.

Además de lo ya citado cabe destacar una de las portaladas del conocido como Caserío de Quijano, el Corro de Bolos (anterior a 1882), el conjunto histórico de El Isprón. Todo ello de especial de protección.

También merecen mención el conjunto de casas del barrio de La Concepción (barrio en el que se encontraba la ya desaparecida ermita de La Concepción), las centenarias fuentes públicas, el centenario puente del Camino Real o el barrio de La Corraliega.

En pleno monte comunal cabe destacar La Tejera de San Mateo, de la que aún se conservan los hornos. Se trata de una construcción pre-industrial que servía para realizar las tejas y ladrillos que el pueblo usaba.  El concejo contrataba tejeros de Llanes (Asturias), Gracias a su trabajo se podía realizar también cal en el barrio de El Calero.

Corro de Bolos, Escuela e Iglesia en los años 60

TOPONÍMIA

Destacan los históricos: El Isprón, La Llosa, La Castañera y Los Palacios de los que ya hay constancia  desde 1753 en el Catastro de Ensenada.

A estos nombre se añaden: Peña del Campo, Mies de Arduengo, Mies de Vega, Mies de Los Palacios, El Miñon, Escuelas Nacionales, Callejón de Desastre, La

Corraliega, La Campiza, El Moruco (Monco), La Pozona, El Coteruco, Rebujas, La Pesquera,, El Calero, La Concepción , El Portillo Jarrera , La Pontarcada de San Mateo, Camino Real. 

Gracias al estudio histórico-jurídico elaborado por Juan Baró Pazos se ha conocido y geolocalizado otros topónimos como Las Estranguadias, Navajuelo, Los Obregones, Los Ansares…